¿Qué es el INCP?




El antecedente más antiguo que se tiene registrado en relación al nacimiento de lo que hoy es el organismo denominado “Instituto del Noroeste de Contadores Públicos, A.C.” identificado por sus siglas INCP, se remonta al nacimiento de los Colegios de Contadores en provincia.


Los colegas originarios del Noroeste de nuestro país, que escogieron y siguieron la carrera de la contaduría, habían ido a estudiar al interior del país y regresaban a sus respectivos estados a establecerse, por ende, los colegios que conocían, y a la que en muchos casos pertenecían eran generalmente los de México, de Guadalajara o de Monterrey.


El Noroeste de México tiene su primer colegio en 1955 cuando se funda el “Instituto Sonorense de Contadores Públicos” en Ciudad Obregón, posteriormente se formarían los colegios de Hermosillo, de Baja California y de Sinaloa.


Los colegios del noroeste, conscientes de las limitaciones en la zona en cuanto a eventos técnicos y las pocas oportunidades de participar en eventos organismo nacional, básicamente por la distancia, promovían en forma local, eventos tales como conferencias, seminarios, mesas redondas y al ver el éxito que estos eventos tenían tanto, en el sector empresarial como entre sus asociados vieron la necesidad de ir mas adelante y vieron la conveniencia de formar un organismo que coordinara y promoviera a nivel noroeste, el desarrollo profesional, y fue así, como en la ciudad de Tijuana, durante la convención regional del noroeste celebrada en Julio de 1977 con la presencia del entonces presidente de nuestro organismo nacional C.P. Gabriel Mancera y con su apoyo total, que se formó, la comisión de desarrollo profesional de los colegios del noroeste, fue integrada originalmente con los representantes de desarrollo profesional de los colegios del noroeste siendo su primer presidente el C.P. Andrés Hernández Morgado.


A partir de esa fecha, los representantes de los colegios y sus directores de desarrollo profesional han venido reuniendo, inicialmente en forma trimestral y actualmente cada cuatro meses teniendo como lugar de reunión a las diferentes ciudades agrupadas.


Mucho camino se ha recorrido en el devenir de la profesión contable del Noroeste del país en las últimas cuatro décadas.


Somos parte de una profesión orgullosamente bien organizada que está celebrando a nivel nacional 110 años de historia, el cuarenta por ciento han sido complementados por las aportaciones del Noroeste.


El Instituto del Noroeste de Contadores Públicos hace 40 años se inicia como el proyecto de Andrés Hernández Morgado, un colega enamorado de la profesión con visión de una profesión más capaz y técnica que lo llevan a promover formar, nutrir y alimentar ese sueño profesional suyo.


Muchos se han sumado a este proyecto, aquel grupo de cinco colegios: Baja California, Sonora, Sonorense, Sinaloa y Baja California Sur, hoy enriquecidos con la participación de Mexicali, Ensenada, Región del Mayo, Norte de Sinaloa y Culiacán.


Una de las características de la región es y ha sido su deseo de superación profesional; en los primeros cuarenta años del noroeste, la región ha sido el grupo inspirador de la reestructuración nacional de la profesión organizada, logrando primero consolidar la figura del enlace que posteriormente se convirtió en la regionalización del organismo nacional.






MISIÓN


Fortalecer a la comunidad contable en su desarrollo humano y profesional, dentro de los más altos estándares éticos, en beneficio de la sociedad.

VISIÓN


Ser la comunidad de profesionistas mas prestigiosa del Noroeste, para contribuir a un México mejor.




Verdad

La esencia del trabajo del contador radica en la verdad. Es su razón de ser. La verdad, aun en la más difícil de las situaciones, es liberadora. La verdad en nuestras acciones, en nuestro trabajo, en la información que presentamos, porque la verdad es el vínculo que nos acerca a nuestros agremiados, a nuestros clientes, a nuestros proveedores, a nuestro personal y a la sociedad misma.

Integridad

Integridad es rectitud, es honestidad y es respeto. Debemos ser íntegros y leales para obtener de la sociedad la confianza y la credibilidad, indispensables para el sustento de las relaciones personales y profesionales. La integridad es la congruencia de nuestros valores con las prácticas de nuestra institución.

Responsabilidad

Ser responsables es tener la capacidad de reconocer el alcance de nuestras acciones y de sus consecuencias. En nuestra profesión, la responsabilidad es factor sustantivo para alcanzar el éxito. Debemos ser responsables y disciplinados en todas las acciones que desarrolla nuestra institución y en el impacto que pueden causar en las disciplinas que son inherentes a nuestra profesión.

Compromiso

El compromiso comprende en mantener una actitud de apertura para escuchar las críticas y sugerencias recibidas de nuestros, clientes, proveedores, personal y comunidad en general, y de actuar en consecuencia. Comprometerse es obligarse, con libertad, a ser responsable. Nuestro compromiso es dar lo mejor de nosotros mismos a todos aquellos que se relacionan con nuestra institución.